Divorcio con separación de bienes

despacho de abogados en Málaga capital

La separación de bienes es un régimen matrimonial que consiste en que cada cónyuge posee a título individual y privativo su patrimonio sin ponerlo en común con la otra persona. Esto afecta por supuesto a los bienes y derechos que se obtuvieron de soltero como a los que se ganan durante los años de casados.

En esencia, la separación de bienes significa que lo que cada uno adquiere con su dinero, es suyo. En los casos de divorcio y disolución de la sociedad marital este modelo facilita mucho la labor de reparto de bienes y derechos ya que cada cual mantendrá sus propiedades, aunque para ello a lo largo de los años de unión se deberá dejar claro qué cosas se compran con el dinero de cada cual.

Llegado el momento, solo en el caso de las propiedades adquiridas en común tocará tasarlas y valorar su reparto. En estas circunstancias la problemática puede surgir cuando las dos partes reclamen como suyo el mismo bien; en ese caso cada cual tendrá que demostrar, aportando las pruebas necesarias, que lo que reclama se compró con su dinero. Si ninguno consigue probarlo el bien o derecho en cuestión pasará a considerarse como común y entrará dentro del reparto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *