¿Cómo gestionar los contratos de servicios después de un divorcio?

despacho de abogados en Málaga

Un divorcio es un proceso complicado que supone no solo un ruptura emocional sino también las personas deberán iniciar un proceso de división administrativa y la gestión de papeles de cosas tan simples como el teléfono hasta cosas más complicadas como los suministros del hogar o la domiciliación de facturas.

Por eso es importante que la persona, durante el proceso de divorcio, revise todos los aspectos del hogar para iniciar el traspaso de nombres y responsabilidades, o simplemente cesar la actividad de algunos servicios.

En el siguiente artículo nos centraremos en cómo gestionar los suministros eléctricos y de gas durante el proceso de divorcio.

¿Cómo gestionar tus suministros durante el divorcio en Málaga?

Durante un divorcio, el tema más disputado es el del hogar. Quién se quedará allí a vivir o si se dan de baja los suministros o no. Desde aquí, recomendamos que antes de nada, el usuario acuerde con su pareja quién se quedará el domicilio.

Una vez acordado esto, aconsejamos que no se den de baja los suministros si alguien va a continuar la actividad en el hogar, ya que dar de baja supondrá que la persona que venga al nuevo domicilio tenga que dar de alta de nuevo los suministros y pagar así los tres derechos básicos. Estos derechos (enganche, acceso y extensión) es un precio que debe pagar el usuario que da de alta los suministro y el precio dependerá de la cantidad de kW que contrate. A continuación dejamos la tabla con más detalles:

  • Derecho de extensión: 17,37/kW + IVA
  • Derecho de enganche: 9, 04€ + IVA
  • Derecho de acceso: 19,70/kW + IVA

Por eso se recomienda simplemente, realizar un cambio de titularidad. El cambio de titularidad de la hipoteca por divorcio o el cambio de titularidad de los suministros por divorcio es lo mejor que puede hacer el usuario, ya que la persona que se queda en el hogar no deberá pagar los derechos de acceso.

Este proceso es totalmente gratuito y puede realizar de manera online o por teléfono. Tan solo deberá aportar una serie de documentos, que son lo siguientes:

  • Los datos del nuevo titular y del anterior titular.
  • Información del contrato actual y la tarifa de acceso.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS).
  • Dirección del domicilio.
  • Número de cuenta bancaria del nuevo titular.

Una vez aporte los documentos necesarios deberá esperar entre 15 y 20 días para que se formalice el cambio total de titularidad.

Tras otorgar la titularidad al nuevo inquilino, el usuario tendrá total potestad para contratar el gas y la luz a su parecer. En el caso de querer contratar el gas (https://www.companias-de-luz.com/contratar-gas/) o la luz, el usuario deberá ponerse en contacto con la comercializadora y solicitar información.

También, para contratar el gas o la luz más barata recomendamos el uso de un comparador de tarifas que le asesorarán sobre qué tarifas hay en el mercado y cuál es la mejor para su hogar.

Según las últimas estadísticas y la última publicación de El Cierre Digital, los divorcios han crecido de manera exponencial en España en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *